martes, 12 de agosto de 2008

La leyenda de Almasul llena las noches de la Alcazaba de Almería

Una historia arábigo-andaluza

Almería - 12/08/2008,elpais.com, M. J. LÓPEZ DÍAZ.-

Es ya un clásico. Subir las noches de julio y agosto a la Alcazaba de la capital almeriense se ha convertido casi en un ritual. El visitante descubre una ciudad que vivió sus momentos de mayor esplendor en la Edad Media y el almeriense se reconcilia con el principal monumento de un municipio que siempre miró al mar.

Pero este verano el recorrido tiene un aliciente añadido: la representación teatral del primer y cuarto acto de la obra de Antonio Onetti Almasul, la leyenda de Al-Andalus. Onetti reescribió esta leyenda "sin pretensiones historicistas" pero con un decidido ánimo de mostrar Al-Andalus como territorio de "integración de las culturas judía, cristiana y musulmana". Siete actores encarnan los personajes principales de esta historia que se representa en la Torre de la Vela de la fortaleza, la que da acceso al segundo recinto, de forma gratuita y como complemento a una visita cultural y de ocio sin que el sol disuada los ánimos.

Al menos eso pensó Estela Reina (25 años) cuando se empeñó en convencer al grupo de amigas para dedicar la tarde-noche del pasado jueves a visitar la fortaleza árabe y conocer la historia de Almasul, Zulema, Baruc, Laila y Alí Yawar. "Lo interesante de la propuesta es que puedes ver por libre la Alcazaba y, si te apetece, sentarte a ver la obra de teatro. Venimos de Benahadux y se lo recomiendo a todo el mundo. Es algo diferente y el ambiente es adecuado par esta hora. Encima te cuentan la historia de Al-Andalus, qué mas se puede pedir", comenta la joven.

Un anciano trovador es el que, tras la insistencia de un joven, comienza a contar la leyenda de Almasul. La historia se centra en la ciudad de Maharani, donde conviven en armonía judíos, cristianos y musulmanes bajo el mandato de los omeyas.

Serán los almorávides los que rompan la paz del reino de taifa para transformarlo en un campo de batalla. El protagonista de la historia, Almasul, jugará un papel fundamental para recuperar la paz y la convivencia. El narrador, encarnado por el actor Jesús Herrera, advierte al público del horror de la batalla: "Esta guerra son todas las guerras, malditas guerras en nombre de Dios". Y es que Onetti ya lo advierte al justificar su obra con el propósito de suponer como sería un territorio de integración en una época -finales de los ochenta y principios de los noventa- en la que el integrismo musulmán comenzó a mostrar su rostro violento. Pero también quería Onetti mostrar "otros fanatismos como el sionista o el que representan hoy en día algunos sectores de las iglesias cristianas que ven en Irak, Afganistán, Líbano o Palestina, los territorios de las nuevas Cruzadas".

A la propuesta artística y cultural se une otra culinaria con un pequeño puesto instalado en el monumento con pastas morunas, té frío o limonada con hierbabuena. Cada producto por sólo un euro. Tras un estreno al que asistieron 800 espectadores Almasul, la leyenda de Al-Andalus enfrenta su última semana de representaciones en La Alcazaba. Una oportunidad insólita para asistir a una obra que gana en intensidad en la fortaleza musulmana.

Islam España es el portal del islam en lengua española , un proyecto de futuro para la convivencia,la cooperación y el diálogo.